Ediciones Médicas / Editorial / Argentinos –y argentinas- a las cosas.



Right menu

  • Editor Enrique M. Otharán
Publicidad
Banners de intercambio no rentables
Powered by eZ Publish

Editorial

Argentinos –y argentinas- a las cosas.

Publicado el 19.02.2009.

Un alud arrasó recientemente, por segunda vez, la localidad salteña de Tartagal, Argentina.

Autor Enrique Otharán, editor de Ediciones Médicas.

De manera independiente de las causas que motivaron el fenómeno -algunas fueron previstas con anterioridad por organismos universitarios locales que pronunciaron un alerta que no fue escuchado-, aparecieron situaciones sanitarias emergentes.
Se han producido decenas de casos de dengue, una enfermedad transmitida por mosquitos pertenecientes al género Aedes. El dengue es una enfermedad de origen viral, que no cuenta con vacunas hasta el momento, y que se desarrolla en territorios subtropicales. En general, evoluciona hacia la curación espontánea, aunque en un porcentaje mínimo aparece la forma hemorrágica, sumamente grave.
Brasil, Paraguay y el este de Bolivia sufren un brote epidémico de magnitud. Es decir que Argentina, como país limítrofe se encuentra amenazado por la enfermedad. Pero como cada vez que ocurre un acontecimiento importante, aun en áreas diferentes a la salud, las autoridades tienden a minimizarlo en lugar de encarar el problema precozmente.
En el norte argentino, desde la disolución del MEPRA, aquella organización soñada creada por Salvador Mazza, a nadie se le ha ocurrido crear un instituto de enfermedades tropicales de envergadura científica. Es así, que las muestras de sangre debe ser analizadas en el excelente Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Dr. Julio Maiztegui”, ubicado en la ciudad bonaerense de Pergamino, a más de mil kilómetros del problema. Estas necesidades no son nuevas. A raíz del brote de fiebre amarilla en Misiones ocurrió algo similar.
¿Cómo es posible que existiendo centros universitarios de envergadura, en Tucumán, Chaco y Corrientes no puedan realizarse los estudios en esos lugares? La respuesta es simple. Una ministro de Salud no médica -y ademas sumergida en las internas del partido gobernante- que no está capacitada para resolver este problema.
¿Cómo es posible que los fondos de la ANSES, organización responsable del pago a jubilados y pensionados se hayan derivado a créditos banales, inalcanzables para los propios jubilados y para quienes todavía no gozan de ese “privilegio” y no para resolver los problemas reales de la sociedad? ¿Porqué esa impresionante masa de dinero se deriva, además, a pagar deuda fiscal y no se piensa en en el pueblo que sufre la imprevisión de las autoridades?
A la señora Presidente, con el debido respeto a su investidura, me permito sugerirle, que sus ministros realicen un estudio de factibilidad para la creación de un laboratorio especializado en enfermedades tropicales de origen viral, parasitario y bacteriano. Sólo para facilitar el diagnóstico de estas enfermedades, inexistentes hasta hace poco, pero que han sufrido un incremento, como ocurrió con la mortalidad infantil, la tuberculosis y otras enfermedades. Las ciudades mencionadas tienen una masa crítica importante, con recursos humanos con excelente formación, fácilmente entrenable. Sólo es necesario completar el montaje de laboratorios sobre las bases ya existentes.
Eso sí, sin derivar dinero a la campaña politíca o a cuentas bancarias personales.
Argentinos y argentinas, a las cosas…

Web relacionada
www.edicionesmedicas.com.ar/Actualidad/Ultimas_noticias/Tartagal_preocupacion_por_los_casos_de_dengue

Autor
Enrique Otharán
Editor.

Su opinión
edicionesmedicas@edicionesmedicas.com.ar


Ultima actualizacion: lunes 7 de septiembre de 2009, 10:23 pm