Right menu

  • Editor Enrique M. Otharán
Publicidad
Banners de intercambio no rentables
Powered by eZ Publish

Artículos de interés

El método científico

Publicado el 25.06.2009.

El método científico.

Uno de los factores que contribuye a aislar a los científicos del público general es el desconocimiento que la gente tiene de nuestra forma de trabajar.

Una investigadora en el laboratorio (Foto: EFE).

Autor Salvador Macip.

Fuente Diario El Mundo, España.

24 de junio de 2009. Uno de los factores que contribuye a aislar a los científicos del público general es el desconocimiento que la gente tiene de nuestra forma de trabajar. El código que guía nuestros pasos es el llamado método científico. Ante todo, empezamos con una hipótesis, que no es una idea descabellada generada en el vacío de una noche sin dormir, sino una reflexión largamente meditada de los resultados publicados hasta la fecha sobre un tema en concreto. Después diseñamos una serie de experimentos muy completos para demostrar si nuestra hipótesis es cierta o no.
Los resultados nos llevarán a la confirmación o (más a menudo) a la modificación de la idea inicial y a nuevos experimentos complementarios para validarla. Cuando creemos que tenemos una respuesta coherente a nuestra pregunta, escribimos un artículo y lo enviamos a una revista científica para que el descubrimiento llegue a toda la comunidad. Esta primera parte puede durar de meses a años.
Para hacer público un resultado hay que superar el control de calidad de un editor y de un panel idealmente anónimo y objetivo de expertos en el tema, que valorarán si las conclusiones que sacamos a partir de nuestros datos son correctas. A menudo nos piden también pruebas complementarias para cubrir todos los posibles agujeros en nuestros razonamientos. Este proceso, que los anglosajones llaman peer review, es esencial para la credibilidad de cualquier estudio.
Recientemente se descubrió que ciertas compañías farmacéuticas habían montado revistas que aparentemente seguían las normas pero que en realidad imprimían lo que interesaba a los que las financiaban. Incluso las revistas más prestigiosas, como Nature, Cell o Science, que normalmente publican los estudios importantes, han ensuciado sus páginas con resultados falsos. Así pues, nunca hay que tomarse todo lo que se imprime como si fuera sagrado. Los errores y la picaresca son raros pero hasta cierto punto inevitables.
Si todo va bien, nuestro artículo acabará viendo la luz. Así es como la noticia, tamizada por numerosos jefes de prensa y periodistas más o menos hábiles, llegará también al lector medio, que a menudo se llevará la impresión que nuestra hipótesis es una ley tan firme como la de la gravedad. Sin embargo, estamos sólo al principio. En los siguientes meses, grupos de investigadores de todo el mundo intentarán primero reproducir los resultados para confirmarlos independientemente (otro control de calidad básico) y después añadir su granito de arena a la historia.
De esta manera es como avanza la ciencia hoy en día: paso a paso, no a grandes saltos. Eso significa que desde que se descubre algo interesante (y lo leemos en los periódicos) hasta que se le empiezan a encontrar aplicaciones útiles puede pasar mucho tiempo. Un ejemplo: se necesitaron unos 20 años para obtener la primera generación de fármacos dirigidos para tratar el cáncer, contando a partir del primer descubrimiento clave.
Lo he dicho ya refiriéndome a las terapias con células madre o contra el envejecimiento pero vale la pena insistir: para poder beneficiarse de los avances de la biomedicina hay que tener paciencia. El método científico es lento y costoso, pero es la mejor manera de asegurarnos que avanzamos en la dirección adecuada.

Salvador Macip es médico, científico y escritor. Se doctoró en Genética Molecular en la Universidad de Barcelona y trabaja actualmente en su propio laboratorio de la Universidad de Leicester, Reino Unido, donde es profesor de Mecanismos de Muerte Celular.

Tags: investigación, método científico, Salvador Macip, revistas científicas.

Autor
Salvador Macip.

Fuente
www.elmundo.es

Fotografía
Foto: EFE | elmundo.es.

Su opinión
edicionesmedicas@edicionesmedicas.com.ar


Ultima actualizacion: sábado 30 de agosto de 2014, 11:52 am